Juez anunciará este martes si vicepresidente va a juicio

Foto: Miguel Jiménez/ EL TELÉGRAFO
Foto: Miguel Jiménez/ EL TELÉGRAFO

A 10 meses 23 días de que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (EE.UU.) reveló que la constructora brasileña Norberto Odebrecht pagó coimas por $33,5 millones a funcionarios de Ecuador, la justicia ecuatoriana tiene avanzado el primer proceso legal y mañana en la tarde se conocerá si habrá juicio.

Tras cuatro días de audiencia en donde los acusadores y los abogados de los acusados expusieron sus argumentos sobre los elementos de convicción de la Fiscalía y además anunciaron las pruebas documentales y testimoniales que tienen preparadas, minutos antes de las 18:00 del sábado, el juez de lo penal de la Corte Nacional de Justicia, Miguel Jurado Favara, suspendió la audiencia preparatoria de juicio por el presunto delito de asociación ilícita en el caso de corrupción de Odebrecht.

Antes de cerrar la diligencia, convocó a las partes para que asistan mañana martes a las 15:00 a la audiencia en la que dará a conocer su resolución sobre si llama o no a juicio a los 13 procesados en este caso, entre ellos el vicepresidente de la República, Jorge G.; el tío del segundo mandatario, Ricardo R.; el excontralor General del Estado, Carlos P. y 10 personas más, todos acusados por la Fiscalía de autores de este delito.

Eduardo Franco Loor, abogado defensor de Jorge G., se pronunció confiado de que la justicia primará y que con seguridad el juez no llamará a juicio a su cliente porque no hay los suficientes elementos de convicción. Criterio que lo tienen también los abogados del resto de procesados que en la audiencia del sábado pidieron al juez la absolución de los acusados.

Aníbal Quinde, abogado de Ricardo R., fue más allá y pidió que sea cual sea el fallo del juez Jurado, su cliente debe salir del centro de rehabilitación en el que se encuentra en Guayaquil, porque requiere de una atención especial por su estado de salud, al adolecer de hipertensión y problemas cardiacos. Incluso demandó que se devuelva la medida cautelar de arresto domiciliario, a lo que se opuso el fiscal general del Estado, Carlos Baca.

A lo que no se opuso, fue al pedido realizado por Wilson Velasteguí, abogado de Ramiro C., a que se levante la orden de retención de la pensión jubilar de su defendido, ya que de eso es de lo que vive.

Las partes alistan las pruebas
Pese a que recién mañana se sabrá si hay juicio o no, las partes ya tienen definidas las pruebas testimoniales, periciales y documentales que presentarán durante la etapa de juicio, la cual se prevé sea extensa por la cantidad de procesados y por el número de pruebas anunciadas.

Solamente el fiscal, anticipó que de llamarse a juicio, la teoría de la Fiscalía sobre una posible organización delictiva que habrían integrado el vicepresidente Jorge G., su tío Ricardo R., el excontralor Carlos P. y otras 10 personas se validará a través de 43 peritos y 79 testigos.

En caso de llegar al juzgamiento, Baca dijo que era importante contar con las declaraciones del exsecretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, del empresario Tomislav Topic, del Contralor del Estado, Pablo Celi, del exministro Rafael Poveda. Además, del representante de Odebrecht en el país, Mauro Hueb; de la asistente de Glas, Olga Muentes, el exministro Augusto Espín; y otros.

A su vez, la defensa de Jorge G. pidió que 19 personas suban al estrado, como sus testigos, en la etapa de juicio, entre ellos a Carlos Bernal, secretario de la Reconstrucción, al asambleísta, Esteban Albornoz y al exministro de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda.

El abogado de Ricardo R., Aníbal Quinde, dijo que solamente presentará como testigos a ocho personas y aparte las pruebas documentales y periciales.

El pedido para que tanto el expresidente de la República, Rafael Correa, como el procurador del Estado, Diego García, den su versión en la etapa de juzgamiento, fue planteada por el acusador particular de Jorge G., César Montúfar. Sin embargo encontró oposición del Fiscal, de la Procuraduría y del abogado del mismo vicepresidente.

El fiscal general, argumentó que la entidad que preside ha hecho un trabajo técnico para evitar, a toda costa, que el tema se politice, pese a que uno de los procesados es justamente el segundo mandatario. Para Baca, la inclusión, sobre todo de Correa, en la lista de testigos para la etapa de juzgamiento significaría contaminar el proceso con elementos que no son pertinentes. (I)
datos

La madrugada del 2 de junio de este año, el tío del vicepresidente Jorge G., Ricardo R., es uno de los primeros detenidos en este caso, en su domicilio en las Lomas de Urdesa.

Cuatro meses después, el 2 de octubre el vicepresidente Jorge G. se entrega a la justicia en Guayaquil, luego de que el juez Miguel Jurado dictó orden de prisión preventiva en su contra.

El jueves 28 de septiembre, Procuraduría acusa a 18 procesados por asociación ilícita. La decisión fue adoptada un día después de que el delator de Odebrecht revelará cómo y cuánto pagó en coimas.

El jueves 9 de noviembre el fiscal general Carlos Baca, acusa de autores a 13 procesados, mientras que el día anterior emitió dictamen abstentivo contra cinco, entre ellos los cuatro funcionarios brasileños. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
23