El 40 marca el ritmo de las fiestas de Quito

El 40 marca el ritmo de las fiestas de Quito
FOTO: Medios Públicos

Bandas de pueblo, carrera de coches de madera, las chivas, el aroma a canelazo o el infaltable 40, son algunas de las costumbres y tradiciones que toman vida en Quito cada año con motivo de sus fiestas de fundación.

Los habitantes de la capital tienen en "el 40" uno de sus juegos preferidos. Este es el pretexto idóneo para largas jornadas de diversión y carcajadas.

Pero ¿qué necesitamos para jugar 40? Los jugadores deben tener buena memoria, una labia creativa y una excelente capacidad de comunicarse con su compañero ‘telepáticamente’ para armar una buena jugada.

cartas

El mazo de cartas se divide en dos grupos. En las manos de los jugadores están 40 cartas (del AS al 7 y las J, Q y K). Los números 8, 9 y 10 y los jockers van a manos del juez, estos son los puntos o popularmente conocidos como perros.

Cada jugador tiene 5 cartas con las que tienen tres formas de sumar puntos hasta llegar al 40: con caídas, limpias y cartón. Las dos primeras modalidades se premian con dos puntos y la cantidad de puntos asignados a la última depende de la cantidad de cartas obtenidas.

Dependiendo de lo previamente acordado, si un equipo llega a 30 puntos, el cartón (cantidad de cartas acumuladas en una partida) no sumará al puntaje acumulado. Si el número de puntos es inferior al antes referido, el cartón tiene una gran valía.

El lenguaje es actor importante en este juego. Es común escuchar ‘dos por guapo’ (tres cartas de la misma denominación), ‘dos por shunsho’ (cuando uno de los jugadores tiene la misma carta lanzada por su oponente) o ‘dale al lorito’ (cuando se le cae a un contrincante que habla mucho).

Las formas de jugarlo y disfrutarlos son variadas. Los quiteños y ecuatorianos en general tienen en este juego un pretexto para celebrar a la capital ecuatoriana, misma que se encuentra cumpliendo 484 años de fundación española. (E)

cartas

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: