El barro, una tradición de los pesebres en México

El barro, una tradición de los pesebres en México
FOTO: EFE

En México, en la tradición del nacimiento o pesebre, representación religiosa a escala del origen de Jesús, el barro es el protagonista para cientos de artesanos que con sus manos diseñan las figuras de la mítica escena.

Lo maleable del material, una mezcla de tierra (arcilla) y agua y de amplia producción en varios estados de México, entre ellos el estado de Morelos, centro del país, permite a los alfareros dar salida a toda su inventiva.

En el municipio de Tlayacapán, unos 80 kilómetros de distancia de la capital mexicana, reconocido por ser productor de figuras, artesanías y vasijas de barro, es donde doña Refugio Reyes Hernández sigue ejecutando el oficio que le dejó su madre y que ahora ella intenta heredar a sus hijos.

Esa tradición de diseñar figuras y nacimientos de barro la aprendió de su mamá, a quien le enseñó su suegra, la abuela de doña Refugio.

"Mi abuela le dijo: yo te voy a enseñar todo lo que hago para curar (el barro) para fabricar juegos de aire, angelitos, nacimientos, candeleros y ahumadores, eso fue lo que mi abuelita le enseñó principalmente", expuso.

"Mi abuela enseñó a mi madre a secar la tierra (barro), a azotarla, después mi mamá comenzó, no sabía nada y le decía a mi abuela: yo no sé hacerlo como usted lo hace, pero y mi abuela le decía: 'yo te voy a enseñar'".

En México, la tradición del nacimiento data del siglo XVIII y aunque en un principio las figuras se fabricaban en madera, papel o cera, durante los últimos años las típicas figuras de cerámica, pero en especial las de barro, han recobrado presencia tanto para los artesanos y vendedoras como para la gente en sus casas. EFE

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: