Prepara tu propio botiquín de emergencia

Prepara tu propio botiquín de emergencia

Nadie está exento de accidentes y por eso compartimos contigo cómo preparar un botiquín de emergencia. Ya sea en casa, en el aula o en un viaje, siempre es mejor estar listo ante cualquier imprevisto.

Antes de arreglar un botiquín, ten en cuenta para qué lo necesitas. No es lo mismo uno para el hogar que uno para salir de vacaciones.

Si estás en casa puedes destinar un cajón especial y colocar todo lo necesario, así también para el aula, pero en el caso de viajar es indispensable un contenedor o bolso. Si puedes colocar una cruz roja encima sería lo ideal.

El Ministerio de Salud Pública recomienda tener en un botiquín para primeros auxilios los siguientes elementos:

- Antisépticos que prevengan infecciones (yodo, alcohol, agua oxigenada, suero fisiológico).

- Gasas, apósitos, vendas, algodón, compresas, esparadrapo, banditas (curitas).

- Jabón (en barra o líquido), para el lavado de manos, heridas y material de curación.

- Guantes quirúrgicos

- Termómetro

- Tijeras

- Imperdibles

- Pinzas

- Mascarilla o barbijo

- Pañitos húmedos sin alcohol

- Suero oral

- Suero fisiológico, para lavar heridas y quemaduras. Se lo puede usar como descongestionante nasal y para lavados oculares.

- Instructivo o manual de primeros auxilios

- Fármacos, siempre y cuando se haya consultado con un médico (analgésicos, antitérmicos, antinflamatorios, cremas, pomadas)

Si vas a viajar, recuerda llevar medicamentos que tomas de forma regular, de igual manera los de tus acompañantes.

Ten en cuenta que todos deben saber dónde se encuentra el botiquín y debe estar al alcance. Así se podrá actuar de manera oportuna ante una emergencia.

Si tienes niños pequeños deberás conversar y explicarles sobre la importancia del botiquín. Deben tener claro que no se trata de un juguete y que solo debe ser usado en casos especiales.  

Revisa constantemente que los elementos se encuentren vigentes. Además, colócalos en un lugar que no sea húmedo, así evitarás que se dañen e inspecciona que los seguros de los frascos se encuentren correctamente cerrados.

En casos graves, recuerda que puedes llamar al 9-1-1 y solicitar ayuda. Personal capacitado podrá guiarte y atender adecuadamente una emergencia médica. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: