¿La competencia genera peleas entre hermanos?

¿La competencia genera peleas entre hermanos?
FOTO: fundacionrelacionessanas.org

La riñas entre hermanos son normales pero pueden llegar a ser graves dependiendo de cómo se afronte la situación.

Todo puede comenzar con una excusa como un chocolate, un juguete, la blusa, lo que sea que uno de ellos se haya prestado o tomado sin permiso, indica el psicólogo Isaac Villacreses.

En última instancia cuando estas peleas crecen de tono terminan en insultos con frases como “tú eres adoptado” o “te recogieron”, indica al programa Somos Familia de Pública FM. Eso da una evidencia psicológica que apunta al problema: el egoísmo, un sentimiento bastante marcado cuando somos muy pequeños.

Para entenderlo, Vallacreses explica que el ser humano nace totalmente dependiente y necesita de la madre para que le de calor y cariño. “Entonces el hermano mayor siente que le quitan ese amor cuando llega el menor a la familia y lo cela porque pierde preferencia. En cambio, el menor ya sabe que debe compartir ese afecto”.

Esa competencia va ligada con preguntas de los niños hacia los padres sobre a cuál de los hijos quiere más. “En cierta forma son peleas normales porque les ayuda a los chicos a negociar, crecer, a sentir más empatías y hasta reforzar el vínculo fraterno”.

Cuando crecen salen de esa situación de competencia y esas pequeñas riñas se convierten en anécdotas. Sin embargo, mientras exista un contexto que promocione la rivalidad van a pelear, advierte el especialista.

Las disputas se complican más cuando ocurren entre hermanas. “Por alguna razón la psicología femenina rivaliza con todo lo femenino. No solo con la hermana, sino también con la mamá”. Sin embargo es una situación normal, aclara el especialista y para entenderlo expone un ejemplo común.

“En una familia con tres hijas que compiten siempre habrá peleas. Quien es la más linda, la más querida, la que tiene derecho a más ropa o espacio”.

Lo importante es que cuando los padres encuentren a sus hijos peleando los sienten a conversar para negociar y encontrar una solución sin que ninguno pierda. Medios Públicos (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: