Culpabilidad y depresión, principales padecimientos de familiares de desaparecidos

Culpabilidad y depresión, principales padecimientos de familiares de desaparecidos

Expertos consideran que esta situación puede ser tratada con apoyo familiar y acompañamiento psicológico, caso contrario, la persona puede recaer en depresión e inclusive pensar en el suicidio.

Por: Xavier Benalcázar

“Ya estamos despiertos y dispuestos a seguir luchando, porque estamos muertos en vida. Esto no es vida: pensar en si tú hijo está bien, si ya comió, si tiene frío, es una muerte psicológica que no se le desea a nadie”.

Con estas palabras, María Elena Guerrero, madre del normalista mexicano, Geovanni  Galindes, explica el sufrimiento que vive por la desaparición de su hijo, ocurrida en septiembre de 2014. Como en México, nuestro país también posee un historial relevante en cuanto a desapariciones forzadas, entre estos casos se encuentran el de los hermanos Restrepo, el de los periodistas de Diario El Comercio, el del joven universitario David Romo y el caso de Kathy Velasco y Oscar Villacís. El dolor que afronta la familia tras una desaparición o secuestro de un ser querido no tiene explicación, pero sí las opciones para sobrellevarlo.

Lea también: No es necesario esperar 24 horas para denunciar una desaparición

Acompañando a la culpabilidad viene la depresión, etapa que se manifiesta por la angustia generada a causa de la ausencia del familiar. El psiquiatra Luis Arocha mira en la unión del hogar el remedio más eficaz para curar la tristeza.

¿Pero qué es lo que pasa por la cabeza de una persona cuando confirma la desaparición de un familiar? Se lo contamos en un reportaje realizado por Xavier Benalcázar. 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: