Defensoría investiga afectación a viajeros en aeropuerto de Guayaquil

La terminal aérea guayaquileña estuvo cerrado durante aproximadamente 11 horas desde la noche del último lunes y madrugada del martes
La terminal aérea guayaquileña estuvo cerrado durante aproximadamente 11 horas desde la noche del último lunes y madrugada del martes
FOTO: @lahistoriaec

La Defensoría del Pueblo (DP) en Ecuador investiga si pudieron ser prevenidos los daños registrados en el sistema de iluminación de la pista de aterrizaje del aeropuerto José Joaquín de Olmedo, de la ciudad Guayaquil, se conoció este miércoles 13 de febrero de 2019. 

Esa situación provocó la suspensión temporal de varios vuelos.  Por ello, de determinarse responsabilidades, la DP exigirá que sean recompensados a los pasajeros que resultaron afectados.

La terminal aérea estuvo cerrada durante aproximadamente 11 horas desde la noche del último lunes y madrugada del martes, debido a un daño en las instalaciones eléctricas subterráneas de iluminación de la pista de aterrizaje.

Producto de este incidente, algunos aviones con destino a Guayaquil fueron desviados a otros aeropuertos. Mientras que en las redes sociales circularon videos de pasajeros acostados en el piso de las salas de espera, como consecuencia del retraso de sus vuelos.

El alcade Jaime Nebot confirmó este miércoles que el problema ya fue solucionado. “Ocurrió una filtración hacia los cables y eso permitió que se deterioren, con la ayuda de una serie de roedores, según se ha explicado técnicamente”, apuntó.

Por su parte, Tagsa, administradora y operadora de la terminal aérea, ofreció disculpas a los usuarios por las molestias causadas; no obstante Marco Pacheco, coordinador zonal de la Defensoría del Pueblo indicó, que en pro de precautelar los derechos de los usuarios, esta institución abrió una investigación al respecto.

“Estamos requiriendo informes de la Dirección de Aviación Civil y a los otros órganos de regulación y control para que, ellos son los que deben determinar muy bien si este evento que sucedió fue un caso fortuito, un caso de fuerza mayor, no imputable, o si esa situación se debió a alguna falta de previsión por parte de alguna persona o departamento encargado de darle el mantenimiento a la pista de aterrizaje” , precisó la empresa.

Aún no se conoce el número exacto de viajeros afectados por el retraso de sus vuelos, pero una vez concluida la pesquisa se determinará  silos usuarios tendrán derecho a una medida de compensación conforme lo establece la ley. En un plazo de 8 días se conocerán las conclusiones de las investigaciones.

La Dirección General de la Aviación Civil emitió este miércoles un comunicado donde aclara que la responsabilidad compete a la empresa Tagsa pero que estará vigilante al cumplimiento de las normas y la actividad operacional en dicha terminal aérea. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: