Ecuador busca alternativas para elevar exportaciones

El Banco Central del Ecuador registró una reducción en las exportaciones de productos no tradicionales durante el primer trimestre de este año en comparación con 2018.
El Banco Central del Ecuador registró una reducción en las exportaciones de productos no tradicionales durante el primer trimestre de este año en comparación con 2018.
FOTO: Pixabay

El gobierno de Ecuador y empresarios locales apuntan este 2019 a una reforma laboral como alternativa para mejorar la competitividad y evitar un descenso aún mayor del volumen de exportaciones. 

En un reciente informe, el Banco Central del Ecuador registró una reducción en las exportaciones de productos no tradicionales durante el primer trimestre de este año en comparación con 2018.

Las estadísticas del Banco Central del Ecuador se basan en una medición comparativa de indicadores de los primeros tres meses del año con respecto al período precedente.

Según el documento, las exportaciones de harina de pescado pasaron de $ 26 millones 700 mil a $ 7 millones 200 mil. En aceites vegetales las exportaciones registradas por $ 93 millones 700 mil dólares bajaron a $ 55 millones, aproximadamente.

Por otra parte, el informe del Banco Central refleja que existen otros productos como frutas, enlatados de pescado y prendas de vestir que han registrado un ligero incremento en ventas y exportaciones en el primer trimestre de este año.

¿Falta de competitividad?

Daniel Legarda, Presidente Ejecutivo en Federación Ecuatoriana de Exportadores, atribuye estos indicadores a una falta de competitividad local.

"No ha estado en la prioridad de la agenda de la política pública durante mucho tiempo, más aún en el gobierno anterior. En realidad es la base para poder tener mayor crecimiento, para poder tener más empresa, para poder tener más exportaciones", indicó.

Con ese criterio coincide el presidente de la Cámara de Agricultura de la segunda zona, Kléber Sigüenza, quien expone otros factores como los bajos precios internacionales, crisis en países de destino y una normativa laboral poco flexible.

"Todo ese entorno económico produce un país caro, que se traduce en costos de producción altos, no solamente de los bienes y servicios. Ni hablar del tema salarial", apuntó.

Pablo Campana, ministro de Productividad y Comercio Exterior, considera necesario hacer una revisión de la estructura de costos de cada sector, pero fundamentalmente impulsar políticas laborales más flexibles para recuperar competitividad.

"Impacta definitivamente un Código Laboral rígido, no solamente en costos, sino en oportunidades para que una gran cantidad de ecuatorianos se pueda insertar en la economía. Me refiero al 61.5% de la población económicamente activa que está en el desempleo o subempleo. Eso es algo que trabajar", señaló. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: