'El Ecuador vivió un Estado delincuencial', afirma politólogo

César Ulloa definió al Ecuador de la década correísta como un "Estado delincuencial"
César Ulloa definió al Ecuador de la década correísta como un "Estado delincuencial"
FOTO: Archivo El Telégrafo

“En Ecuador Hubo un estado delincuencial con complicidad de actores, sectores y organizaciones diversas". César Ulloa, politólogo y docente de la UDLA y la UTE, comentó la vinculación de Rafael Correa al caso Sobornos 2012-2016 en el espacio Empezando el Día, de PúblicaFM.

Ecuador se convirtió en un estado de propaganda. Transformaron la rendición de cuentas en un Estado proselitista donde a toda costa se tenía que dimensionar la figura de Correa con recursos del Estado”, puntualizó.

Sobre el hecho de que la fiscal Diana Salazar detalló 11 indicios que vinculan a Correa al caso Sobornos 2012-2016 y lo señala como cabeza de una banda delictiva bien estructurada, definió las 4 características de un Estado delincuencial.

Ulloa dio que en primer lugar un Estado es delincuencial cuando “son perseguidos los inocentes y son celebrados los que de alguna manera administran de forma dolosa el Estado”.

En segundo lugar “cuando las normas están acomodadas para que no quede ningún rastro en cuanto al manejo ‘alegre’, arbitrario, de las cuentas del Estado”.

Como tercera característica está “que hay un espíritu de cuerpo  entre quienes delinquen y tratan de coaccionar a personas que con el tiempo van a convertirse en extorsionadores porque saben los grandes secretos de Estado”.

En cuarto lugar mencionó que se “crean cuerpos de inteligencia para espiar la vida de los opositores para el chantaje y la divulgación de su vida íntima”.

La justicia al lado de quienes gobiernan

“Poner la administración de justicia al lado de quienes gobiernan” es la quinta característica citada por el politólogo.  Añadió que se produce “la politización de la justicia, para que los fallos sean a favor” del gobernante y la judicialización de la política para perseguir a los opositores.

Por todas esas características, Ulloa afirmó que “el Ecuador vivió un estado delincuencial. Hay que advertir a las generaciones embobadas en una fantasía que nunca fue una revolución”.

El especialista dijo “no comprender cómo todavía hay un segmento de la población que fervorosamente apoya al expresidente Correa. Esto demuestra que hay una sociedad en descomposición que sigue aceptando al corrupto y lo victimiza”.

“Correa ya no puede escapar, hay evidencia un documento que demuestra que él era 'SP' (Señor Presidente), algo concreto, la evidencia le toca a él directamente. El hecho de que la Fiscal pidiera prisión preventiva ya es importante y la prohibición de enajenar los bienes es clave”, señaló. / Medios Públicos (I)

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: