Con escobas y palas en mano se limpia Quito

Con escobas y palas en mano se limpia Quito
FOTO: EFE

Con escobas y palas en mano y mascarillas en la boca, miles de ecuatorianos salieron este lunes 14 de octubre a la calles de Quito para recuperar el aspecto que tenía la capital de Ecuador antes de las protestas desarrolladas durante las dos primeras semanas de este mes.

La mayoría acudió al parque El Arbolito, cuyos alrededores eran una maraña de barricadas formadas con adoquines callejeros y cúmulos de cenizas aún humeantes de las fogatas que prendieron durante los disturbios en la zona.

Los primeros en llegar se encontraron allí de todo tirado por el piso. "Hemos venido con el único objetivo de demostrar que estamos unidos por un bien común, en medio de todas las circunstancias que nos ha tocado vivir", dijo Karina Machado, madre de 39 años con dos hijos.

Mientras unos barrían por una esquina, otros borraban los grafitis de las paredes, se sumaban voluntarios que recogían la basura en sacos, y al mismo tiempo había quienes repartían agua a los voluntarios que desafiaron al intenso sol quiteño para recuperar la normalidad cuanto antes.

Ayudando a cargar adoquines en un camión junto a un semáforo derretido por las llamas que incendiaron el sábado la sede de la Contraloría, estaba Carlos Guatemala, un universitario que se declaró reconfortado por la unidad demostrada por los ecuatorianos.

"¡Qué reconfortante es ver unidos a propios y extraños! Me satisface mucho ver esa unidad de mi cuidad, de mi pueblo y de mi tierra", apuntó.

Para mediodía, El Arbolito lucía un aspecto muy distinto al de los últimos días, comenzaba a recuperar el tránsito normal de vehículos y transeúntes. Medios Públicos (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: