El escritor Raúl Vallejo presenta otra faceta de Velasco Ibarra

El escritor Raúl Vallejo ganó el premio de la RAE 2018 por su novela "El perpetuo exiliado"
El escritor Raúl Vallejo ganó el premio de la RAE 2018 por su novela "El perpetuo exiliado"
FOTO: Foto: EFE

"Un premio siempre es una alegría para un escritor porque significa el reconocimiento de un trabajo", afirmó Vallejo al conocer el premio que le concedió la Real Academia Española (RAE). Señaló que es una recompensa de todo el tiempo invertido en la escritura, prácticamente toda su vida.

Vallejo ganó el Premio RAE 2018 con su novela El perpetuo exiliado. Se trata de una obra de ficción basada en hechos históricos y que se demoró en escribirla casi 15 años, pues tuvo que investigar en Ecuador y Argentina. Narra la historia de amor de José María Velasco Ibarra, presidente de Ecuador por 5 ocasiones, y la poetisa argentina Corina del Parra.

Es "una novela de la derrota, porque el punto de vista está planteado desde el momento de los exilios, cuando es derrocado y tienen que salir en un avión que los va a llevar a Panamá y luego a Buenos Aires", señaló Vallejo.

La obra obtuvo en 2017 el Premio Internacional de Novela Héctor Rojas Herazo por reconstruir la figura del mítico presidente ecuatoriano desde la distancia del tiempo.

Otro enfoque de Velasco Ibarra

"El personaje de Velasco Ibarra en la literatura ecuatoriana ha sido tratado siempre desde lo esperpéntico. Los escritores ecuatorianos de la segunda mitad del siglo XX siempre lo describieron desde la caricatura", explica el autor.

Confiesa que si a él le hubiera tocado vivir aquellos años, también habría sido probablemente "antivelasquista", pero dado que" el velasquismo ya no es más una opción política, es la distancia la que le ha permitido entender de otra manera al personaje".

Para el jurado, presidido por el director de la RAE, Darío Villanueva, la obra es "una reconstrucción meticulosa, desde el punto de vista personal y político de la figura del expresidente ecuatoriano (...), en la que se han integrado con destreza la crónica histórica y la ficción literaria".

El fallo destaca que en la novela "reaparece el político de carne y hueso, idealista y represor, portavoz de los anhelos de su pueblo y facilitador del poder oligárquico, así como el romántico enamorado de la poeta argentina, la mujer que lo acompañó en sus exilios".

"Esa historia de amor entre Doña Corina y Velasco a mí me fascinó como posibilidad literaria", analiza Vallejo y evoca la "cotidianeidad" como elemento central de la relación de la pareja.

Temática circunstancial

Dice estar guiado en la elección del género literario por la circunstancialidad de la temática: "Tal vez no pueda hacer un libro de poesía sobre el amor de Velasco Ibarra y Doña Corina, pero sí una novela; y no pueda hacer una novela sobre los recuerdos de mi madre, pero sí un poema".

Sin embargo, al afrontar la novela histórica dice que "no se puede jugar con los hechos históricos, de tal manera que inventemos la historia", insiste. Cita como ejemplo el primer capítulo del volumen en el que Velasco Ibarra está esperando el regreso de su esposa que fallece en un accidente de tráfico.

"Toda la construcción de la espera de un hombre mayor a su esposa que era más joven y que no termina de llegar, eso es ficción porque no puede estar documentado. Pero el hecho de que eso sucede tal día y en tal momento y a tal hora, es absolutamente verificado".

Vallejo se presentará el lunes 8 de septiembre de 2018 en la Feria del Libro de Montevideo donde Ecuador  participa como invitado de honor. Allí participará en una mesa sobre literatura e historia.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: