Extradición de expresidente Alejandro Toledo sería en 2020

Toledo se encuentra desde julio detenido en la cárcel de Santa Rita (California) a la espera de que culmine su proceso.
Toledo se encuentra desde julio detenido en la cárcel de Santa Rita (California) a la espera de que culmine su proceso.
FOTO: Foto: trome.pe

El Gobierno de Perú confía en que el 2020 pueda culminar el proceso de extradición del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), requerido por la Justicia peruana por presuntamente haber recibido al menos 20 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

"Creemos que, en función de los procedimientos y de otros expresidentes que también han sido extraditados, esperemos que el próximo año podamos tenerlo para que afronte a la Justicia", señaló este el actual presidente de Perú, Martín Vizcarra.

Vizcarra reiteró el respeto a la independencia de poderes y que, si la Justicia estadounidense aprueba la extradición, será el Poder Judicial de Perú el único encargado de encargarse de enjuiciar a Toledo.

Toledo se encuentra desde julio detenido en la cárcel de Santa Rita (California) a la espera de que culmine el proceso del pedido de extradición, sin que sus intentos por recuperar la libertad hayan resultado exitosos.

En una audiencia celebrada esta semana por la corte federal del distrito norte de California, la esposa de Toledo, Eliane Karp, tuvo que ser retirada de la sala después de que lanzase gritos al juez cuando comprobó que no le iba a otorgar la libertad a su marido.

Presunto lavado de activos
Toledo está imputado por la presunta comisión de los delitos de lavado de activos, colusión y tráfico de influencias y desde febrero de 2017 tiene una orden captura internacional y un mandato de 18 meses de prisión preventiva dictados por la Justicia peruana.

Sin embargo, durante todo este tiempo ha permanecido en Estados Unidos y se ha negado a volver a Perú por su propia voluntad bajo el argumento de ser víctima de una persecución política y no tener garantizado un proceso justo sin prisión antes del juicio.

Los sobornos recibidos por Toledo proceden de las adjudicaciones de los tramos 2, 3 y 4 de la carretera interoceánica del sur, una de las obras más emblemáticas del mandato de Toledo, que atraviesa el territorio peruano para unir la costa sur de Perú con Bolivia y Brasil.

Por ello también están imputados los expresidentes Ollanta Humala (2011-2016), para el que la Fiscalía pide 20 años de prisión, y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), en arresto domiciliario por 36 meses y Alan García (2006-2011), que se suicidó con un disparo en la cabeza antes de ser detenido por la Policía.

Asimismo, la líder opositora Keiko Fujimori permanece en prisión provisional desde noviembre de 2018 por presuntamente ocultar donaciones de Odebrecht a sus campañas y la exalcaldesa de Lima Susana Villarán también está encarcelada por haber financiado con dinero de Odebrecht la campaña contra su revocatoria. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: