La alimentación influye sobre el hígado graso

La alimentación influye sobre el hígado graso
FOTO: MisionesOnline

La influencia genética en el hígado se puede aplacar con una buena alimentación y con "la medicina ortomolecular que actúa sobre la deficiencia nutricional de la persona para luego mejorarla”.

El hígado graso en personas no alcohólicas, conocido también como esteatosis hepática tiene una incidencia mundial del 20% en adultos y un 5% en menores. Es cada vez más frecuente en países occidentales.

“En la actualidad hay un nueva ciencia que se llama psiconeuroinmunoendocrino biología que abarca desde el sistema inmunológico y demás”, asegura la naturópata Sandra Mercado.

Esto determina que muchas enfermedades se arrastran desde la parte genética y emocional. En este último caso por las emociones que pueda tener la madre y que alcanzan el óvulo concebido. En la actualidad es normal encontrar en niños hígado graso por la alimentación chatarra, indica la especialista.

La influencia genética en el hígado se puede aplacar con una buena alimentación y con "la medicina ortomolecular que actúa sobre la deficiencia nutricional de la persona para luego mejorarla”.

La especialista recomienda varias recetas para hacer frente a esta enfermedad, entre ellas una de decocción de berenjena. Para el efecto hay que poner a hervir a fuego lento el vegetal, por 30 minutos, en un litro de agua bien tapado. Debe estar cortado en 8 a 10 porciones.

El litro se divide en 4/4. El primero se toma en ayunas de preferencia a las 06h00 que es una hora perfecta para limpiar el intestino. El segundo a media mañana o antes del almuerzo. El tercero a media tarde y el último antes de dormir. Esta preparación la pueden también tomar personas que no tengan hígado graso y que quieran desintoxicarse porque limpia las vía biliares. 

“Esto hay que hacerlo durante 9 días seguidos. Descansar 15 días y repetir por tres ocasiones”, indicó Vargas. Medios Públicos (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: