Ministro repasa la literatura de Ecuador en Feria de Uruguay

El ministro de Cultura de Ecuador, Raúl Pérez Torres y la ministra de Educación y Cultura de Uruguay, María Muñoz, inauguran la Feria Internacional del Libro en Uruguay.
El ministro de Cultura de Ecuador, Raúl Pérez Torres y la ministra de Educación y Cultura de Uruguay, María Muñoz, inauguran la Feria Internacional del Libro en Uruguay.
FOTO: Foto: EFE

El ministro de Cultura y Patrimonio de Ecuador, Raúl Pérez Torres, hizo un recuento este martes 2 de octubre sobre la literatura de su país, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Uruguay, donde el país andino es invitado de honor.

"En mi país están creciendo poetas desde las alcantarillas, desde las mazmorras; salen desde los árboles, los arupos, los jacarandás, de las montañas, la selva, los suburbios, las iglesias, los parques y hasta los confesionarios", reflexionó Pérez Torres, quien  también es escritor y crítico literario.

Álvaro Risso, presidente de la Cámara Uruguaya del Libro (CUL), fue el encargado de presentar a Pérez Torres, quien encabeza una delegación de Ecuador a esta 41ª edición de la Feria Internacional del Libro en Uruguay. La fiesta literaria se celebra hasta el 14 de octubre en la Intendencia de Montevideo.

El ministro ecuatoriano comenzó su exposición por la vida y obra de Eugenio Espejo (1747-1795), quien desde 1770 desde panfletos, libros y periódicos "asumió su valiente actitud anti-colonialista" que le costaría la vida.

Ya para el siglo XX, en Ecuador el realismo mágico tomaría dos caminos: el realismo social y el psicológico, explicó Pérez Torres.

Allí, destacó al escritor Pablo Palacio (1906-1947), quien marcaría el "derrotero de toda la literatura posterior" en Ecuador, con su libro 'Un hombre muerto a puntapiés' (1927).

Cada vez más, la literatura ecuatoriana se vería inmiscuida por los asuntos externos, como la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial, la Revolución cubana, entre otras circunstancias mundiales del siglo XX.

"En nuestra América, asesinaban al hombre nuevo. Moría el Che Guevara, masacraban a Salvador Allende, se instalaban las dictaduras más sanguinarias y crueles, pero poetas y pensadores no dejaban de cantar", manifestó.

En este sentido, el ministro ecuatoriano aseguró que la literatura y el arte "siempre estarán para contradecir", así como para "polemizar, subvertir y revalorizar a la dignidad humana”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: