La misión espacial a Mercurio vence su fase de pruebas

La llegada de la misión BepiColombo a Mercurio será en 2020.
La llegada de la misión BepiColombo a Mercurio será en 2020.
FOTO: DW

Cinco meses después de su lanzamiento hacia Mercurio, la misión BepiColombo, de Agencia Espacial Europea (ESA) y la japonesa, JAXA, superó con éxito la fase de prueba de sus diferentes instrumentos. El equipo está preparado para las operaciones que efectuará a lo largo de su viaje.

La ESA indicó este viernes 5 de abril de 2019 en un comunicado que las pruebas efectuadas para comprobar el estado de sus instrumentos científicos, su sistema de propulsión y otros elementos están a la altura de las expectativas.

El equipo operativo puede concentrarse ahora en las operaciones rutinarias y en los preparativos de la primera maniobra de asistencia gravitatoria, que tendrá lugar en 2020.

La misión partió el 20 de octubre de 2018

El módulo de transferencia y los dos orbitadores científicos que componen la misión, uno europeo y otro japonés, partieron el 20 de octubre de 2018 desde el centro espacial de Kurú, en la Guayana Francesa, rumbo a Mercurio.

Colocarse a la velocidad adecuada en su órbita sin ser engullido por la gran fuerza de gravedad del Sol requiere un viaje indirecto de 9.000 millones de kilómetros, recorridos a lo largo de 7 años y 2 meses, en el que sobrevolará una vez la Tierra, dos veces Venus y seis el propio Mercurio y aprovechará la gravedad de esos planetas.

BepiColombo fue lanzado para entender el origen y evolución de Mercurio, el planeta más pequeño y cercano al Sol del Sistema Solar, y hasta el momento, según concluyó la ESA, ha recorrido 450 millones de km. EFE  (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: