Muere presidente de Túnez con 92 años

Las fuerzas de seguridad acordonan la entrada de un hospital militar donde falleció el Jefe de Estado, precisó Anadolu.
Las fuerzas de seguridad acordonan la entrada de un hospital militar donde falleció el Jefe de Estado, precisó Anadolu.
FOTO: Anadolu

El presidente de Túnez, Beji Caid Essebsi, murió este 25 de julio de 2019 a los 92 años. El Jefe de Estado había ingresado el pasado miércoles por tercera vez en un mes aquejado de una grave crisis de salud.

La información fue divulgada por su hijo y secretario general del partido que el mandatario fundó, "Nidaa Tunis", Hafed Caïd Essebsi.

Tras la muerte del mandatario, y en virtud a la nueva Constitución, la jefatura del Estado pasa de forma interina al presidente del Parlamento, Mohamad Ennaceur, de 85 años, que también sufre un delicado estado de salud.

Enneceur tiene tres meses para convocar comicios presidenciales, que se celebrarían, si no hay cambios, bajo la antigua ley electoral. 

El portal digital Infobae precisó que Essebsi ha muerto sin ratificar la polémica enmienda a la ley electoral aprobada por el Parlamento hace un mes y que, entre otras directrices, endurece los requisitos para aspirar a la candidatura presidencial.

También facilita el regreso a la vida política y electoral de la vieja guardia que escoltó al derrocado presidente Zinedin el Abedin Ben Ali, durante cuya dictadura Esssebsi ejerció brevemente de presidente del Parlamento.

El primer presidente elegido democráticamente en 2014, tres años después de la caída de Zine el Abidine bin Ali, Essebsi murió pocos meses antes del final de su mandato presidencial.

Su muerte llega el día en que Túnez celebra la proclamación de la República en 1957, generalmente marcada por un discurso del Jefe de Estado.

Este veterano de la política, el jefe de Estado en funciones más antiguo del mundo después de la reina Isabel II de Inglaterra, se desempeñó bajo el mando de Habib Bourguiba, primer presidente de Túnez, y Zine el Abidine Ben Ali, antes de unirse a él. Incluso en la presidencia en 2014, con la misión paradójica de consolidar la democracia joven.

Túnez es el único país afectado por los desafíos de la primavera árabe en 2011 para continuar en el camino de la democratización. (Anadolu e Infobae)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: