Una placa rememora a las víctimas de la violencia sexual

La placa en cuestión fue colocada en el ingreso del Salón José Mejía Lequerica
La placa en cuestión fue colocada en el ingreso del Salón José Mejía Lequerica
FOTO: Asamblea Nacional

Una placa fue develada este viernes 12 de julio en la sede de la Asamblea Nacional, como homenaje perpetuo a las víctimas de la violencia sexual en Ecuador.

La fecha coincide con el aniversario de la muerte de una de las víctimas del excura César Cordero Moscoso, a quien en 2018 el órgano legislativo decidió anular la condecoración 'Vicente Rocafuerte' que le había sido otorgada en el 50 aniversario de su sacerdocio.

También el Parlamento acordó en una resolución “designar dentro de la Asamblea Nacional un espacio conmemorativo en reconocimiento de las víctimas de abuso sexual infantil en el Ecuador, en donde se colocará una placa conmemorativa”.

La placa en cuestión fue colocada en el ingreso del Salón José Mejía Lequerica. Allí la asambleísta Lourdes Cuesta ratificó el compromiso de la Asamblea Nacional de trabajar en normas legales que contribuyan a prevenir y sancionar toda clase de abuso sexual, especialmente contra niños, niñas y adolescentes.

Destacó la actitud valiente de las víctimas del religioso, quienes son un ejemplo para otros ciudadanos que han pasado por el mismo caso, para denunciar e identificar a los responsables.

Instó a la sociedad civil a sumar esfuerzos para combatir este fenómeno, actuar con solidaridad con los afectados, tratando siempre de apoyarles, a fin de que nunca se sientan solos.

Fue recordado Marcelo Alvarado, una de las víctimas y quien fue sorprendido por la muerte cuando luchaba por esta causa.

María Palacios y Sonia Oviedo, de la Asociación de Lucha por los Sobrevivientes de Agresiones Sexuales (Alsas), demandaron mayor accionar por parte de la Fiscalía, que permita sancionar a los depredadores sexuales, que acaban con los proyectos de vida y sueños de la niñez.

Plantearon la necesidad de implementar una Ley de Restitución de Derechos y que, además, en el proyecto de Ley de Registro de Violadores se ponga el tema de prevención. Nunca nos cansaremos, exclamaron, según señaló la Asamblea Nacional.

En tanto, Miriam Alvarado, hermana de Marcelo Rodrigo, agradeció el gesto del Parlamento y de Cuesta en favor de los sobrevivientes de abuso sexual. Estamos seguros que la permanente lucha en beneficio del que más lo necesita será muy reconocida y permanecerá siempre viva, a través del tiempo, pues las manos que ayudan son más sagradas que las manos que rezan. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: