Prisión preventiva para involucrados en incendio de Guayaquil

Se ordenó prisión preventiva para los acusados de homicidio.
Se ordenó prisión preventiva para los acusados de homicidio.
FOTO: Foto: Fiscalía

La Fiscalía Nacional del Ecuador dictó prisión preventiva para dos personas relacionadas a la Clínica de Rehabilitación para Consumidores de Alcohol y Drogas “Por una nueva vida”, que se incendió el viernes 11 de enero de 2019.

Los acusados son Orlin Octavio B.A., propietario del lugar, y Leandro Johnny A.A., persona encargada de las llaves del establecimiento. Ambos fueron acusados de  homicidio, después de que 18 jóvenes que permanecían internados en el lugar murieran asfixiados por un incendio.

Según el artículo 144 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), se sanciona esta infracción con pena privativa de libertad de 10 a 13 años.

Entre los elementos de convicción presentados en la audiencia de calificación de flagrancia, realizada la tarde del sábado 12 en la Unidad Judicial de Albán Borja, constan la denuncia de un familiar de dos fallecidos y las versiones de dos testigos presenciales, uno de ellos terapista.

A esto se suma 18 informes de levantamiento de cadáveres de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased), la versión de los agentes aprehensores, y los partes policiales de detención.

El Juez de Garantías Penales, Hermes Jiménez, acogió el pedido de la Fiscalía y dictó prisión preventiva en contra de los dos sospechosos, y dispuso además de 30 días para el cierre de la instrucción fiscal.

El incendio se produjo en una vivienda de construcción mixta ubicada en las calles 26 y la I, donde funcionaba el centro de recuperación de adicciones. Otras  12 personas  resultaron gravemente heridas y fueron trasladadas a distintas casas de salud.

Horas después de producido el siniestro, la Fiscalía del Guayas lideró un operativo de control en la zona junto con la Policía Judicial, en el que allanó un local clandestino, donde asistían a personas con problemas de adicción.

Los internos en ese lugar se encontraban recluídos contra su voluntad y encerrados en las instalaciones con candados y cadenas, infraestructura que estaba ubicado a pocas cuadras del lugar siniestrado.

Este operativo dejó 5 personas detenidas, entre ellas el administrador de la supuesta clínica de rehabilitación y varios trabajadores, que fueron procesados la madrugada del sábado 12 de enero, por el presunto delito de secuestro.