Recuerdan en Museo de Washington a periodistas ecuatorianos asesinados

Recuerdan en Museo de Washington a periodistas ecuatorianos asesinados
FOTO: Twitter / Nos faltan tres

Los nombres de Javier Ortega Reyes y Paúl Rivas Bravo, los periodistas ecuatorianos asesinados en la frontera norte, se inscriben entre los de 21 profesionales de la prensa que serán recordados en el Monumento a los Periodistas en el Newseum en Washington D.C. El portal Journalism in the Americas. dio cuenta de este hecho.

Cada año, el Newseum dedica este espacio para reconocer a quienes han muerto en la búsqueda de noticias e información. El homenaje se presentó el 3 de junio de 2019.

Los paneles de vidrio que conforman el monumento contienen los nombres de 2.323 profesionales de la prensa desde 1837 hasta el presente, según el Newseum.

Tradicionalmente, la parte delantera del sitio del edificio en la Avenida Pennsylvania está adornado con las portadas de periódicos de todo el mundo. Sin embargo, al igual que en años anteriores, en este día, el museo exhibirá páginas de portadas de periódicos en negro con la etiqueta #WithoutNews (#SinNoticias).

Ortega y Rivas fueron secuestrados junto a su conductor Efraían Segarra el 26 de marzo de 2018. El Frente Oliver Sinisterra, un grupo disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fue el responsable.

No se esclarecen los hechos, señaló el colectivo Nos faltan 3 

Sus asesinatos fueron confirmados por las autoridades ecuatorianas el 13 de abril de 2018. Con estos crímenes, señala el portal, Colombia se convirtió, después de México, en unos de los países más letales para los profesionales de la información, según el Comité para la Protección de los Periodistas.

El colectivo #NosFaltan3, creado para recordar al equipo informativo y luchar por la justicia en sus casos, emitió una declaración sobre la adición de los nombres a la galería estadounidense. 

 “Las biografías y rostros de Javier y Paúl serán el recordatorio permanente de que en la frontera colombo-ecuatoriana creció en silencio el narcotráfico y que desató de este lado de la frontera una guerra que creíamos ajena. Todo bajo la mirada esquiva del Estado”, señala el comunicado.

El colectivo dijo que “aún no se ha revelado la verdad entera” sobre lo que sucedió y que los responsables (“no únicamente de quienes apretaron el gatillo, sino de quienes no cumplieron con su deber de brindar seguridad y protección a [los] periodistas”) no han sido identificados.

 

(I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: