Polémica en Ecuador frente a propuesta para cambiar la edad de jubilación

Varios asambleístas expusieron sus consideraciones sobre el tema.
Varios asambleístas expusieron sus consideraciones sobre el tema.
FOTO: Internet

La propuesta del presidente del Directorio del Instituto Ecuatoriano del Seguro Social (IESS), Paul Granda, de analizar el incremento de los años establecidos para la jubilación en el país, deberá pasar primero por el análisis en la Asamblea Nacional para una reforma a la Ley de Seguridad Social.

En días recientes Granda propuso llevar el tema a discusión en el proceso de diálogo para un Acuerdo Nacional por la Seguridad, en vista de que se la elevado la esperanza de vida en este país andino. Actualmente la edad para acogerse a la jubilación en Ecuador es los 60 años.

Hasta el momento esta iniciativa no contaría con el respaldo de ningún bloque legislativo en la Asamblea Nacional, como lo señala Homero Castanier, del movimiento CREO.

"La Ley de Seguridad Social debería ser reformada para cambiar los años de jubilación. ¿Ustedes apoyarían eso? No creemos que hay otros mecanismos para que el IESS sea eficiente", dijo.

Fredy Alarcón, de Sociedad Patriótica, también señaló que no apoyarán una posible reforma a la Ley de Seguridad Social para incrementar los años de jubilación.

"Ciudadanos que se han jubilado a los 70 años no han alcanzado a recibir su estímulo por jubilación y han fallecido. Hoy tenemos un promedio de 800 docentes fallecidos que no recibieron su estimulo de jubilación y aún más tratar de subir los años de aportes, yo creo que es inhumano", dijo.

En tanto, el legislador Marcelo Simbaña dijo que si llega una reforma a la Ley de Seguridad Social deberá enfocarse en que el IESS deje de ser administrado por funcionarios de Gobierno.

"Hay que hacer reformas profundas sobre todo en la conformación del directorio. Al IESS lo han utilizado como la 'caja chica' de todos los Gobiernos de turno y eso no puede seguir siendo así. Los dueños del IESS son los trabajadores y en el Directorio quien debe mandar son los trabajadores", expuso.

Incluso desde el bloque de Alianza PAIS, no respaldan la propuesta de Paul Granda, pero están de acuerdo en que debe haber un diálogo nacional para cambiar la realidad del IESS, como lo señala María José Carrión.

"De ninguna forma nosotros creemos que se puede retroceder en el ámbito de los derechos", señaló Carrión.(I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: