La importancia de la salud familiar

La importancia de la salud familiar
FOTO: Cortesía

Un sinnúmero de dudas e inquietudes nos rondan en la cabeza cuando del bienestar de nuestra familia se trata. La salud del más pequeño, la economía del hogar, el orden y aseo; pero sobre todo, que estén en armonía. Sí, aquí nos importa tu familia; por ello, queremos contarte algunas pautas para la higiene del recién nacido.

El Pediatra Ricardo Morales nos explica que para evitar irritación en la piel del recién nacido es mejor evitar el uso de pañitos húmedos, que lo mejor es agua pura y limpia. Durante los primeros siete días la piel del bebé se comienza a escamar, por esto es aconsejable que luego del baño se hidrate con una crema indicada. En cuanto a las uñas del bebé; estas deben estar siempre cortas y limpias. Si le da miedo cortar las uñas tan pequeñas puede optar por limarlas.

Queremos que no olvides que así como nos importa tu familia también nos importa que conozcas los diferentes tópicos que ayuden a su salud; es por esto que en este día mundial del cáncer de tiroides conversamos con el Endocrinólogo Jorge Salazar quien nos expuso que hablar de enfermedades de tiroides es hablar de dos grupos: 1) el funcionamiento de la glándula como tal,  su generación y regulación de hormonas; es decir, hipotiroidismo e hipertiroidismo. 2) Alteración de la forma y/o tamaño de la toroides; y es ahí donde se podría mencionar al cáncer.

El cáncer de tiroides es muy frecuente, pero también es de los más tratables. Este tipo de cáncer no siempre necesita ser extraído.

Para cerrar nuestro programa, dialogamos sobre el estrés infantil. Las relaciones familiares complicadas, sobrecarga a nivel educativo, falta de tiempo libre y de juego, o problemas de salud, pueden desarrollar en los niños y niñas un cuadro de estrés.

Hay señales que nos pueden ayudar a detectar el estrés en nuestros niños, entre ellos podemos mencionar:

  • Dificultades para dormir, bien sea para conciliar el sueño, despertares nocturnos y/o pesadillas.
  • Alteraciones o cambios en el apetito. No quieren comer, comen poco o demasiado.
  • Sufren dolores de cabeza, de tripa… se trata de somatizaciones.
  • Irritabilidad, contestaciones fuera de lugar, reacciones exageradas ante problemas pequeños.
  • Morderse las uñas, enroscar el pelo entre las manos o  mover la pierna de manera compulsiva.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Experimentan cansancio o fatiga.
  • Cambios de conducta, cambios de humor.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: