La Seguridad Privada, un sector con problemáticas a resolver

La Seguridad Privada, un sector con problemáticas a resolver

 

La seguridad privada en nuestro país es un claro ejemplo de precarización laboral.  Por lo menos así lo considera la Federación Nacional de Trabajadores de la Seguridad Privada del Ecuador, Fenaspe.  Salarios bajos, pagos atrasados y jornadas de trabajo que exceden las 24 horas son algunos de los reclamos de este gremio.

 “Al salir de casa no sabemos si regresaremos, porque nuestro trabajo consiste en arriesgar la vida”, es lo que Cristóbal Risco tiene grabado en su mente desde que se convirtió en guardia de seguridad hace 10 años. Así mantiene a su familia. Cuenta que la tarea no ha sido fácil, no solo por los peligros que acechan, sino por la precarización laboral, que en este oficio es muy común, afirma.

Lo que debe ganar un guardia de seguridad

 Según la tabla de salarios mínimos que emite  el Ministerio del Trabajo, un guardia de seguridad debe ganar 390 dólares mensuales. En el caso de que realice jornadas nocturnas y rotativas se le incrementará este valor en 262 dólares, es decir, que el sueldo total bordearía los 652 dólares. 

Rubén Salvador es el presidente de la Fenaspe. Asegura que rara vez las compañías privadas cancelan ese valor. Además, por si fuera poco, explica que a su sueldo, que casi siempre se cancela con retrasos mínimo de dos meses, se le descuenta  una parte para capacitaciones y uniformes.

La unión hace la fuerza

La precarización laboral ha motivado a que los guardias se organicen en asociaciones y reclamen sus derechos. Cristóbal Risco ahora es el presidente de la Asociación de Trabajadores de Seguridad Privada de Manta. Dice que solo en este cantón se han denunciado siete casos, que van desde la no cancelación de haberes, hasta el despido bajo amenaza de visto bueno.

 Según datos del Ministerio del Interior, en el país existen cerca de 70 mil guardias legalmente constituidos. Sin embargo, según la Fenasp,  hay personas que brindan este servicio de manera no regularizada y si se los toma en cuenta, la cantidad de guardias se elevaría a los 120 000.

Cuando el reloj toca las cuatro de la mañana y el resto de personas aún continúa durmiendo, el quiteño Pablo Antonio Suarez Rivera corta su sueño para  levantarse  y  empezar así un día más de trabajo. Comenta que los guardias de seguridad no siempre son comprendidos por los empleadores, sobre todo cuando ocurre un incidente mientras realizan su labor.

Factores que abonan la precarización laboral en el sector 

Fred Fonseca, vicepresidente  nacional de la Asociación Nacional de Empresas de Seguridad de Investigación, ha identificado algunos de los problemas que aquejan al sector. Uno de ellos es la alta  morosidad de los clientes que pertenecen tanto al sector público como al privado. Según Fonseca, el Estado contrata aproximadamente 300 millones de dólares en seguridad al año, pero su índice de morosidad es alto.

La crisis económica y el terremoto de abril de 2016 obligaron al gobierno a restringir el pago a los proveedores, esta decisión provocó que se retrasen los pagos a las empresas de seguridad privada, golpeando sus economías. La informalidad también es otro de los factores que afecta al sector.

Las armas que portan los guardias

Fred Fonseca explica que las restricciones establecidas en la ley de seguridad y la prohibición de  la importación de armas establecida en 2007 han generado inconvenientes a la hora de dotar de un equipamiento adecuado a los guardias de seguridad. Según la ley, los guardias de seguridad pueden utilizar armas de fogueo en determinados lugares, pero no armas letales.

Según datos del Ministerio del Interior, en el país existen cerca de 70 mil guardias legalmente constituidos. Es decir, hay 1.3 guardias por cada policía. Además, hasta el 2017 se contabilizaron  789 compañías de seguridad privada registradas.

Ser más para servir mejor

Para el experto en seguridad Abraham Correa, previo a ser contratados lo aspirantes a guardias de seguridad, deben ser capacitados sobre la labor que realizarán.

Por ello, para el experto en seguridad Ricardo Camacho, además de los requisitos para la selección de guardias, se debe actualizar la ley y capacitar a quienes se dedican a esta profesión, para que sepan cómo reaccionar ante situaciones peligrosas, como los asaltos. Considera que la especialización es importante debido a que un guardia de un banco realiza un trabajo distinto al de un condominio.

Para Camacho, con una nueva normativa se podría evitar la explotación a los trabajadores de este sector, se aseguraría el compromiso de las empresas a involucrarse con sus trabajadores y se podría determinar a tiempo si tienen problemas económicos o familiares que pueda tentarlos a delinquir.

Hay que denunciar sin miedo

El Ministro del Trabajo, Raúl Ledesma, señaló a Pública FM que el Ministerio del Interior es la entidad encargada de verificar la capacidad técnica de las empresas de seguridad y  de quienes son contratados por estas. Subrayó que si las empresas incumplen con los requisitos de funcionamiento, se enfrentarán a sanciones fuertes.

La próxima semana personal de los dos ministerios realizarán inspecciones para constatar las relaciones de trabajo y la tecnificación de dichas empresas.

El funcionario  explicó que las inspecciones se realizarán en los puntos donde el personal de seguridad brinda el servicio de guardianía, para cotejar dichos datos con los presentados por las empresas.  Manifestó que con ese método se detectará a quienes tienen contrato legalizado con todos los beneficios de ley y si se cumple con el pago del sueldo y de  horas extras.

Ledesma  solicitó a los guardias de seguridad que si existen abusos por parte de sus empleadores, lo denuncien sin miedo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: