Tras larga lucha por la vida, falleció Édison Cosíos, estudiante del colegio Mejía

Édison Mejía se mantuvo al cuidado de su familia durante 8 años.
Édison Mejía se mantuvo al cuidado de su familia durante 8 años.
FOTO: Archivo / El Telégrafo

Luego de permanecer durante 8 años en estado vegetativo, falleció en Quito este martes 16 de abril del 2019 Édison Cosíos, estudiante del colegio Mejía. El joven fue impactado por una bomba lacrimógena en una manifestación en 2011.

El estudiante tenía 17 años cuando un proyectil lanzado por la Policía impactó en su cabeza y perdió el 65 % de su cerebro. El hecho ocurrió durante una protesta que fue reprimida violentamente en el régimen de Rafael Correa.

A base de terapias y medicamentos más la dedicación del cuidado de sus familiares, en especial su madre Vilma Pineda, tuvo una mejoría y se mantuvo estable en su salud durante estos años. No obstante, fueron mermando sus capacidades motrices con los consiguientes retrocesos.

El teniente de Policía, Hernán Salazar, fue declarado culpable en este caso. El oficial recibió una sentencia  de 5 años de prisión y la obligación de pagar una indemnización de $ 100 000.

En 2015, Édison, durante una de las crisis que enfrentó, fue hospitalizado como consecuencia de una deficiencia renal crónica. Entonces el daño de sus riñones era del 40 %. / Medios Digitales (I)

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: