Yarina, hermanos de música y sangre

Yarina, hermanos de música y sangre
FOTO: Captura YouTube

La comunidad de Monserrat, cantón Otavalo, provincia de Imbabura,  vio florecer musicalmente a la familia Cachimuel como la agrupación Yawar Wawki, “hermanos de sangre”, traducción del kichwa. Posteriormente cambiaron su nombre a Yarina, “recuerdos”, para facilitar la pronunciación de sus seguidores.

Las plazas y los parques fueron los primeros escenarios en los que recibieron el reconocimiento del público a inicios de los ochentas. El quehacer musical siempre estuvo presente y la formación académica también, es así que en 2005 obtuvieron el más grande reconocimiento a la música nativa en Estados Unidos, el premio NAMI.

En el segmento Voces del Sur de Canciones Imprescindibles, Ixca Nazim Flores, gestor cultural, productor e integrante  de Yarina nos narra a breves rasgos la historia de este grupo ecuatoriano que se ha convertido en un referente de la música indígena americana. Medios Públicos (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: