El Centenario, el primer barrio de las élites guayaquileñas

Las calles adoquinadas de El Centenario son poco transitadas. En sus veredas abundan los árboles de diversos tipos.
Las calles adoquinadas de El Centenario son poco transitadas. En sus veredas abundan los árboles de diversos tipos.
FOTO: Danny Mera | et

El Barrio del Centenario nació homenajeando los 100 años de la Independencia de Guayaquil (9 de Octubre de 1820), en el marco de un acelerado crecimiento demográfico porteño provocado por el boom cacaotero (1880-1920).

La creación del primer barrio residencial de Guayaquil empezó su construcción en 1919, ampliando el límite urbano más allá de la actual calle El Oro, en el sur de la ciudad más poblada del país durante la segunda década del siglo XX.

Rafael Guerrero Martínez y Juan X. Aguirre Oramas, representantes de la élite local, compraron terrenos de la Sociedad Jockey Club y recibieron la concesión del Concejo Municipal para lotizarlos, con 80 viviendas tipo chalet, con antejardín, desarrolladas en 16 manzanas, destinadas a familias adineradas de la ciudad. De hecho, se expidió un reglamento que establecía que únicamente los “guayaquileños de alcurnia” podían habitarlo.

Las calles adoquinadas de El Centenario son poco transitadas. En sus veredas abundan los árboles de diversos tipos. Foto: Danny Mera | et

El metro cuadrado se cotizaba como el más caro de la época. Para los años 40, se valoró en 40 sucres el metro cuadrado, que para la época era muy caro.

En principio, arquitectos e ingenieros italianos construyeron solo 6 casas, porque en la época se consideró que la zona quedaba muy lejos del centro de la urbe, por lo cual no se poblaría sino a partir de 1930, con 80 viviendas tipo chalet y con antejardín.

Pequeños grupos de poder, relacionados al sector político, empresarial y a la banca, habitaron dentro de los límites de las calles El Oro (al norte), Francisco Segura Cano (al sur), Rosa Borja de Ycaza (al este) y Bogotá (al oeste).

Entre las personalidades figuran: expresidentes del Ecuador (Clemente Yerovi, 1966; Gustavo Noboa, 2000-2003); exministros (Jaime Nebot Velasco, 1952-1956 / 1960-1961 / 1968-1972; José Manuel Baquerizo Maldonado, 1956-1960) y el exgobernador del Guayas Benjamín Rosales (1966-1967).

También fue asentamiento de dueños de bancos (Rodrigo Icaza Cornejo, fundador de Banco La Previsora, Leonidas Ortega Moreira, fundador de Banco Continental y Estéfano Isaías Dassun accionista del Banco Filanbanco); el doctor Juan Tanca Marengo y el historiador Miguel Aspiazu Carbo, entre otros.

José Manuel Baquerizo, un antiguo residente

De los mencionados, José Manuel Baquerizo aún reside en el barrio. Este doctor jubilado, de 93 años, compró su casa por los años 50 (el anterior dueño era Adolfo Gómez) y desde ahí se afincó ahí. 

Dice sentirse tranquilo en su casa, pese a que más de una vez sus hijos le han propuesto cambiarse a otros sectores como la vía a Samborondón. 

"En el barrio Centenario vivían las personas conocidas de Guayaquil. Por ejemplo, fueron mis vecinos los expresidentes Clemente Yeroví y Gustavo Noboa, hombres excelentes", rememora Baquerizo, quien además fue embajador de Ecuador en España.

La casa de este galeno guarda su esencia de los años 40, con un gran patio, lleno de árboles como tamarindo y grandes palmeras.

"Me gusta mucho la naturaleza y por eso me encanta esta casa", lanza Baquerizo, quien gusta mucho de la madera antigua, a tal punto que conserva el escritorio que fue de su abuelo (Enrique Baquerizo Moreno, hermano del expresidente Alfredo Baquerizo Moreno). 

"Algo que recuerdo mucho es que salíamos a caminar por el barrio y nos encontrábamos con personalidades en las esquinas. Nos quedábamos conversando por horas en las esquinas, pero eso ya hace muchos años, esa tradición se ha perdido".

En la actualidad hay 308 casas en 26 manzanas, de cuales 51 han sido declaradas patrimonio histórico. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: