Los jóvenes demuestran su amor por Chimbacalle

Los jóvenes parten desde el MIC en un recorrido por Chimbacalle.
Los jóvenes parten desde el MIC en un recorrido por Chimbacalle.
FOTO: Foto: Archivo

Aunque parecería que el tiempo se detuvo en Chimbacalle, debido a sus calles patrimoniales y sus fábricas que no han cambiado con el tiempo, los jóvenes continúan con su historia en este tradicional barrio de la capital ecuatoriana. 

Así lo demuestra Fabricio Andrade. Este muchacho de piel canela y tatuajes, tiene apenas 19 años, pero aprovecha cada oportunidad para hablar del barrio que lo vio crecer. Conocer la historia de Chimbacalle determinó su deseo por dedicarse al turismo no solo como un pasatiempo sino como una carrera.

Mientras Fabricio espera la confirmación de su cupo para la universidad dedica sus días a trabajar en un gimnasio y también como parte del colectivo “Corredor de Chimbacalle”, que difunde la historia de este emblemático barrio.

Junto a su padre y tres amigos más se juntan cada viernes, a las 18:00, en el parqueadero del Museo Interactivo de Ciencia (MIC). De allí parten con sus antorchas encendidas, a recorrer aquellos rincones que hacen de éste un lugar especial.

“Queremos que no solo se junte el barrio, sino que se venga gente de otros barrios y quieran conocer Chimbacalle”, afirma el muchacho.

Las fábricas de hilado y textiles y la estación del ferrocarril son algunas de las paradas que estos jóvenes realizan para contar la historia del sitio que aman y llaman “hogar”. En el recorrido también se visita los Silos de los Molinos Royal o las instalaciones del Teatro México.

El mercado y sus comidas es un sitio recurrente para los habitantes de este barrio. Fabricio no es la excepción. “Todavía existen las típicas caseras que están con su mote o su fritada”, expresa orgulloso. Su plato favorito son las papas con librillo, un platillo muy tradicional de este barrio.

A Fabricio le preocupa que no todos los jóvenes sientan el mismo amor que él profesa por su barrio, pero no pierde la esperanza que a través de los talleres que prepara con su colectivo en la estación de trenes o en el MIC, Chimbacalle pueda conquistar más corazones que se apropien de su legado.

Para realizar el recorrido de antorchas, usted puede comunicarse al 098 435 2230. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: