Un rincón lleno de historia se esconde en Cotocollao

En la sala de Arqueología se pueden divisar vasijas realizadas por el pueblo cotocollao.
En la sala de Arqueología se pueden divisar vasijas realizadas por el pueblo cotocollao.
FOTO: Medios Digitales

Quizás los habitantes de Cotocollao, al norte de Quito, pasaron cientos de veces al frente de esta edificación y a lo mejor no tuvieron la curiosidad de saber qué había dentro de sus paredes. Otros, al notar que se trataba de una biblioteca ni siquiera se atrevieron a entrar.

Sin embargo, la Biblioteca Ecuatoriana Aurelio Espinosa Polit (BEAEP), ubicada en las calles José Nogales y Francisco Arcos, es mucho más que un lugar lleno de libros. Aquí hay también un Museo lleno de arte e historia, un herbario, y la más grande colección de mariposas ecuatorianas.

Inaugurada en 1929 por el padre jesuita Aurelio Espinosa Pólit, esta biblioteca es el centro de investigación cultural más completo en temas y autores ecuatorianos. Cuenta con 300 mil ejemplares entre el Fondo Antiguo Ecuatoriano, el Fondo Antiguo Extranjero y 16 fondos personales, donados por los familiares de escritores y reconocidos personajes nacionales.

Además cuenta con una hemeroteca que contiene más de 7 mil títulos de revistas y periódicos impresos desde el siglo XIX hasta nuestros días.  Gran parte de este material ya se encuentra digitalizado y está disponible para su consulta en la sala de lectura o en el catálogo en línea (www.beaep.ec).

Llegamos a la Biblioteca con ganas de aprender un poco más sobre la historia del Ecuador y nos encontramos con piezas trascendentales que hicieron imposible que no nos detuviéramos en cada una de las salas. Así, nos demoramos más de 4 horas en conocer todo lo que este museo posee.

El Museo reúne 14 salas con cuadros, esculturas y objetos de las épocas colonial, republicana y moderna. También hay una rica colección de arqueología ecuatoriana y una sala de historia que destaca momentos y personajes trascendentales para el país.

Así se puede encontrar la letra del Himno Nacional del Ecuador, escrita de puño y letra de su autor Juan León Mera, varios retratos de Marianita de Jesús, y el arma y una daga del Mariscal Antonio José del Sucre.

Otros objetos de una gran valía, que se exhiben al público, son la pila donde fue bautizado el general Eloy Alfaro y el machete con el que fue asesinado el presidente García Moreno. De este último se guardan además prendas del uniforme con el que fue asesinado, un pedazo de su cráneo y los restos del ataúd en el que fue enterrado.

Por si esto fuera poco, hay una colección impresionante de pinturas paisajistas del pintor Emilio Moncayo, quien recorrió el país a pedido del padre Aurelio Espinosa para mostrar sus maravillas. En un pasillo completo se puede admirar ríos, nevados, montañas, así como algunas ciudades llenas de vegetación.

Más adelante hay una colección del reconocido pintor Víctor Mideros que los visitantes podrían pasar horas admirando por su explosiva técnica.

En la sala de Ciencias Naturales se puede admirar una pequeña parte de la colección de mariposas recolectadas por más de 20 años por el padre Francisco Piñas, allí también se encuentra parte del Herbario del padre Luis Sodiro. En la Biblioteca se guarda 13.500 ejemplares botánicos recolectados a finales del siglo XIX e inicios del siglo XX.

Para finalizar hay una sala llena de artefactos antiguos como televisiones, teléfonos, cámaras de fotos, fax, entre otros, que invitan a recordar con nostalgia el pasado. Este espacio está abierto de martes a sábado, de 8:00 a 17:00, y la entrada no tiene costo.

La Biblioteca Aurelio Espinosa es una verdadera joya que guarda la historia, el arte, la cultura y la flora del Ecuador. Sería bueno que usted se dé una vuelta por Cotocollao para conocer más sobre nuestra patria. / Medios Públicos (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: