Inés, la casera que prepara jugos hace 40 años

Inés Quilachamín Correa vende jugos en el mercado de La Magdalena
Inés Quilachamín Correa vende jugos en el mercado de La Magdalena
FOTO: Cristina Carranco

El puesto de Inés Quilachamín se asemeja a un arcoíris. Uno puede imaginarse que de sus recipientes de cristal brotan colores con sabores mágicos. Para el medio día, los botes están "casi casi" vacíos.

“Me dicen para qué es y yo les doy para embarazadas con anemia, diabetes, para bajar de peso…”, la casera se muestra segura que su producto es lo mejor para acompañar las comidas que se ofrecen en el mercado de La Magdalena, al sur de Quito.

Inés posee un purificador de agua, visible para todos lo que consumen en su local. Eso le da confianza al cliente que no duda en pedirse un jugo.

Algunos caseros ya son conocidos de años, tal es el caso del hombre que llega durante la entrevista a doña Inés.

“Guanábana, sin azúcar y con sorbete”, dice la mujer a una de sus ayudantes. El pedido se pone frente al señor, reclina su cuerpo hacia adelante y acerca sus labios hacia la pajilla plástica. Afectado seguramente por el sol quiteño, de un solo sorbo se bebe el jugo.

Hace 40 años no existía el mercado de la Magdalena, solo una feria donde Inesita inició su negocio. “En la feria me animé a sacar unos tres pomitos. Las señoras me enseñaron y yo comencé a hacer algunos cambios”, nos comparte.

Ahora, el sitio acoge a comerciantes de todo tipo, que atienden de lunes a domingo, de 07:00 a 17:00.

Inesita le llaman. Recuerda con cariño cómo era la vida en su querido barrio. Sus abuelos y padres habitaron el mismo sector. Ahora ella y sus hijos siguen la tradición. “Antes se andaba tranquilamente pero como en todas partes ha cambiado. Salíamos en la noche. No eran abusivos”, afirma la dama.

Pese a los cambios, ama a su barrio y es parte de su transformación. Inés no duda en invitar a que visiten La Magdalena y conozcan por qué en otro de los famosos barrios. A cambio de $1.50 por un vaso o $3 por una jarra, uno puede disfrutar de jugo 100% natural y una buena charla. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: