La cumbia aún vibra en Luis

Luis Candonga afuera de su local
Luis Candonga afuera de su local
FOTO: Foto: Cristina Carranco

“¡Ah caramba! Los años dorados de Chimbacalle… yo fui artista de una orquesta”, dice Luis Candonga de 72 años. Con nostalgia recuerda los bailes que en el barrio se realizaban cada domingo.

Las serenatas eran comunes en su juventud junto a los “Happy Boys”, como se llamaba su grupo musical.

Sus días los ha vivido intensamente en Chimbacalle. Incluso sabe exactamente en qué casa nació.

Luis se ríe mientras recuerda cómo jugaba con sus vecinos. Los sábados esperaba afuera de la iglesia que salgan los novios para que los padrinos les den monedas, como parte de la tradición.

Hace 50 años aprendió el oficio de marquetería. En su local también brinda el servicio de corte y colocación de vidrios y espejos.

La mayoría de los pedidos son para poner marcos a títulos, fotos y pinturas.  Asegura que las importaciones han afectado gravemente a su negocio.

Aquellos años de cantante ahora son recuerdos que hacen que sus ojos se iluminen. De pie, junto a sus marcos, espera pacientemente que un cliente llegue a su local que se ubica en uno de los locales exteriores del mercado. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: