Moshi boots, el calzado que nace del corazón

Estos productos se encuentran en las tiendas ubicadas en las calles Madrid E16-180 y Tolosa y en la Mallorca y Av. Coruña.
Estos productos se encuentran en las tiendas ubicadas en las calles Madrid E16-180 y Tolosa y en la Mallorca y Av. Coruña.
FOTO: Carlos Rodríguez / Medios Digitales

John Córdova, es un diseñador de moda ambateño cuya especialidad es la creación de artículos en cuero tales como zapatos, ropa, vestidos de novia, chaquetas y accesorios para caninos como collares, correas o bolsos.

Moshi tiene un significado emotivo, puesto que es como Córdova le llama a su hija Gabriela desde su niñez. Su marca está en el mercado desde el año 2014. Esta tienda se mimetiza con La Floresta puesto que maneja una variedad de colores y por la originalidad de sus distintos que distan de lo tradicional y clásico.

La elaboración de cada producto está bajo su guía. Él se encarga del diseño, la selección del material y en conjunto con la colaboración de 12 obreros, quienes trabajan en Ambato, le van dando vida y forma al producto que se distribuye en sus tiendas ubicadas en las calles Madrid E16-180 y Tolosa y en la Mallorca y Av. Coruña.

Comenta que sus diseños nacen de sus sensaciones, por ejemplo, el reciclaje forma parte de una de sus colecciones que fue lanzada al mercado.

Lea más: Perro de Loza: el arte hecho arcilla

Cree que La Floresta es distinta al resto de barrios de Quito, lugar donde se cuida el medio ambiente y en donde el diseño y la creación forma parte del ADN de este sitio. Asegura que aman al país desde los hechos y empleando para sus creaciones, como es su caso, materiales como telas de distintas comunidades indígenas, que son enviadas al exterior.

En La Floresta, sitio que acoge a habitantes que han viajado por distintas partes del mundo, es un sitio propicio para implementar el comercio justo, cadena de producción y distribución de productos que busca que las ganancias se distribuyan entre todos los productores de manera equitativa, de acuerdo al nivel de participación en la cadena de producción.

John asegura que recorrió el mundo por 30 años y que en ningún sitio se sintió tan a gusto como en La Floresta, sitio en el que se conjuga la convivencia con personas que tienen amplio conocimiento en áreas de la cultura, el arte y el diseño, esto a su criterio lo convierten en un sitio distinto y que constantemente se encuentra en innovación de la mano de la chispa permanente de la creación. (C)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: