La religiosidad le da vida a Pomasqui

La Rosa Mística es una capilla ubicada en el cerro Casitagua.
La Rosa Mística es una capilla ubicada en el cerro Casitagua.
FOTO: Foto: Medios Digitales

La religiosidad es una de las características que destaca en la parroquia de Pomasqui. Todos los domingos sus iglesias lucen llenas y en las fiestas del barrio todo empieza ahí mismo. Son el punto de reunión de todos los pobladores.

“Los pomasqueños tienen una religiosidad profundamente metida en la mente y el corazón, una religiosidad de esas antiguas fruto de los misioneros que vinieron. Ellos dieron un testimonio formidable de vida porque apenas llegaron acá fundaron el Convento de la Convalecencia, que se especializaba en atender a los necesitados”, explica el padre Mario Vaca, párroco de Pomasqui.

Esta religiosidad se nota en el parque central donde se conjugan las dos iglesias: la principal es la de Santa Rosa y Santa Clara, allí se encuentra la casa del párroco. Junto a ella está el Santuario del Señor del Árbol, a quien gente incluso de fuera de Pomasqui viene a pedirle milagros.

Según nos comenta el padre Vaca, la figura de Jesucristo fue tallada en el árbol quishuar (árbol nativo) que tiene propiedades curativas. Es por ello que el Señor del Árbol solo realiza milagros relacionados con la salud. En su capilla se pueden apreciar varios cuadros que dan cuenta de esos milagros.

Su cabeza fue tallada por el escultor indígena Manuel Chili Caspicara. Durante la celebración del Señor del Árbol se realizan vísperas con chamizas que iluminan las noches y al ritmo de tonadas tradicionales. Esta es la fiesta principal de Pomasqui.

El párroco nos dice que esta tierra es la cuna de grandes artistas, esto se debe a que los franciscanos enseñaron pintura, escultura, tallado y más a los pobladores del sector.  “Los testimonios de esto son las esculturas presentes en las iglesias”, señaló.

Los domingos hay tres misas en la iglesia grande y todos los días, a las 19:00, se reza en la Capilla del Señor del Árbol.

Otra de las capillas de Pomasqui, que lastimosamente está completamente descuidada por falta de presupuesto de la parroquia, es la de la Rosa Mística, ubicada a las alturas de esta parroquia. Según Vaca, fue el padre Segundo Jaramillo quien propició su construcción hace más de 30 años. Fue gracias a una las mingas que se logró trasladar todos los materiales para su construcción.

Se encuentra construida en su totalidad en piedra volcánica; sus paredes fueron hábilmente labradas de forma rectangular; en las cúpulas se destacan pequeñas piedras de río que junto a la piedra pómez se convirtieron en el material más adecuado para coronar el templo.

Gracias a su adecuada ubicación puede considerarse un mirador pues permite tener una imagen privilegiada de los volcanes Pichincha, Cotopaxi, Cayambe el conjunto de la cordillera oriental, los valles de Calderón y Tumbaco, el norte de Quito y si lo permite el clima al solitario Antisana. / Medios Públicos (I)

 

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: