San Marcos está lleno de talleres y galerías artísticas

En San Marcos hay varias puertas interesantes que reflejan el arte en el barrio.
En San Marcos hay varias puertas interesantes que reflejan el arte en el barrio.
FOTO: Fotos: Medios Digitales

San Marcos es un barrio lleno de talleres artísticos y galerías culturales. Caminando por la calle Junín nos encontramos con artistas restauradores, pintores y escultores, entre otros que han encontrado en este barrio el espacio perfecto para potenciar el arte y compartir su conocimiento con los vecinos.

No resulta extraño entonces que vengan desde distintos puntos de la ciudad solamente para impartir clases.  Don Bolo Araujo vive en Carapungo, pero desde hace 8 años se traslada todos los días hasta San Marcos para dictar talleres de dibujo y pintura.

Su taller permanece abierto de martes a sábado, de 09:00 a 17:00. Las clases son para niños desde los 12 años y no tienen límite de edad. De hecho, tiene un alumno de 85 años que ha resultado ser muy amante de la pintura.  

A Don Bolo le atrae la arquitectura de San Marcos y la tranquilidad de la calle Junín. “Es un barrio muy cultural, aquí tenemos el Museo de Manuelita Sáenz, el Museo de Arquitectura, la Casa Zedime, la Octava de Corpus y talleres de dibujo, cultura y escultura”, señala. Es por ello que se ha quedado aquí.

Cesar Muso llegó a San Marcos hace tres años atraído por la proyección artística que tiene el barrio. “Como mi actividad es manejar técnicas tradicionales de la Escuela Quiteña el propósito mío es dar a conocer esto al público con una serie de cursos de taracea”, señaló.

El aprendió el oficio en la Escuela Bernardo de Legarda y la ha perfeccionado de manera profesional durante 30 años.  También realiza trabajos por encargo y restauraciones de mobiliario y piezas artísticas.

Muso considera que lo que falta en San Marcos es una mayor difusión de las actividades, pero destaca la participación de los vecinos en las actividades.

Otro de los artistas del barrio es Ramiro Loachamin, quien también tiene un taller de pintura desde hace 2 años  en el que realiza trabajos en vivo. El realiza pintura, escultura, modelado en barro y restauración.

Para el San Marcos “es un barrio diferente a todo el centro histórico y que recién nace en el sentido cultural. Mucha gente viene porque es un barrio tranquilo y tiene la plaza, la iglesia, los talleres, hoteles, las tienditas, las tortillas, que demuestran la magia de tradiciones que todavía hay aquí”, señaló.

Así como estos talleres hay otras galerías de arte, museos y restaurantes donde también se realizan distintos eventos culturales todas las semanas.  Medios Públicos (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: