Los símbolos arquitectónicos deslumbran en el barrio El Astillero

Los símbolos arquitectónicos deslumbran en el barrio El Astillero
FOTO: Foto: Archivo | et

En el barrio El Astillero, antiguo casco central de la ciudad porteña de Guayaquil, hay edificaciones que destacan por su edad arquitectónica como el Museo Naval, el Castillo de Espronceda y el Colegio de Bellas Artes.

El Astillero

Museo Naval

La Armada Nacional, a través del Museo Naval, presenta a la ciudadanía un relato del desarrollo y crecimiento de la Fuerza Naval ecuatoriana, a partir de la batalla de Jambelí, que además comprende el Parque de la Armada, la Plaza del Marinero y la biblioteca naval.

El espacio tiene tres pisos y un subsuelo que muestra la recopilación de instrumentos armas, modelos a escala, fotografías, documentos, etc. Además, cuenta con nueve salones que tienen los nombres de héroes y forjadores de la historia naval como el extinto capitán de navío Rafael Morán Valverde, quien combatió en Jambelí en 1941.

Ubicado en la calle José María Urbina y la avenida Eloy Alfaro, es un bien patrimonial de gran valía arquitectónica en donde antiguamente correspondía a la casa de Augusto Dillon Valdez.

El Astillero

Castillo Espronceda

El castillo Espronceda, de diseño tipo medieval, se sitúa en las calles Eloy Alfaro y Venezuela, edificio que fue construido en la década de 1930 por la familia compuesta por el empresario español José Martínez Espronceda y su esposa, Lucrecia Peribonio Brajcic.

En un terreno aledaño, donde actualmente funciona un solar usado como garaje, Espronceda construyó su fábrica de bebidas gaseosas de la marca Fox.

Vecinos relatan que Espronceda y su esposa, quienes no tuvieron descendientes, dejaron el castillo y los negocios a cargo de un sobrino y viajaron a España. Al cabo de unos años Peribonio enviudó y retornó a Ecuador a vivir nuevamente en el castillo, hasta que lo cedió al municipio local, que se hizo cargo a partir de 2001.

El Astillero

Colegio de Bellas Artes

La institución nace el 15 de abril de 1941 en las calles Chimorazo y Vacas Galindo. Inicialmente funcionaba como Escuela Municipal de Bellas Artes. Por entonces se entregaba únicamente el título de Profesor en Artes Plásticas. En 1972, una ordenanza municipal convirtió al plantel en el Colegio Municipal de Bellas Artes Juan José Plaza.

Entre los pintores más destacados que han marcado su paso están Enrique Tábara, Theo Constante, Héctor Ramírez, Estuardo Maldonado, Féliz Aráuz, entre otros.

El docente de pintura, Pedro García Vera, manifiesta que el arte une a los alumnos que vienen de diferentes zonas de la ciudad y del país con distintas características sociales y económicas.

García apunta que han desarrollado actividades en el barrio como dictar cursos y talleres de dibujo y pintura, además de decoraciones en el interior de instituciones académicas como el Cristóbal Colón, La Inmaculada o la escuela Victoria Pérez.

Así también menciona que exalumnos han elaborado la mayoría de los murales del lugar de esparcimiento 'Guayarte'. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: