"Comencé a temblar": Pelé antes de marcar su gol mil

"Comencé a temblar": Pelé antes de marcar su gol mil
FOTO: EFE

"Comencé a temblar y me dije: no puedo fallarlo". Solo once metros y el portero del Vasco da Gama le separaban del sueño de alcanzar su gol número mil. Pelé disparó con sangre fría por el lado izquierdo de Andrada y comenzó el delirio en un Maracaná a reventar.

Fue un 19 de noviembre de 1969. Era miércoles de un partido válido por el Torneo Roberto Gomes Pedrosa, también conocido como "Taça de Prata" (Copa de Plata).

Corría el minuto 79 cuando el árbitro Manoel Amaro de Lima señaló penalti a favor del Santos al ver como el astro brasileño caía derribado en el área intentando controlar un pase al espacio de Clodoaldo.

"Mi preocupación era que todo el mundo pensaba que meter un penalti es fácil, pero cuando coloqué la pelota en el punto de penalti, ahí todo el mundo comenzó a gritar '¡Pelé!'", recuerda Edson Arantes do Nascimento, cincuenta años después en el museo que lleva su nombre, en la ciudad de Santos.

Y llegó la hora. Desde el balcón del área caminó lentamente hasta llegar a la altura de la pelota, que golpeó con el interior de la pierna derecha, ajustado al palo izquierdo de Andrada. El arquero adivinó la dirección de su disparo, por poco no lo detuvo, pero finalmente la bola traspasó la línea de gol a las 23 horas y 17 minutos.

La primera reacción de Pelé fue irse directo a la portería para recoger el cuero y besarlo, para entonces decenas de reporteros, fotógrafos y cámaras le cercaron hasta el punto de que desapareció por unos segundos.

Segundos después apareció cargado a hombros por la multitud. Él levantó el esférico al cielo de Río de Janeiro. La afición del Vasco olvidó sus colores y siguió gritando el nombre del considerado por muchos el mejor futbolista de la historia. Delirio en estado puro. EFE