Una mancha rojinegra cubre el centro de Río

Una mancha rojinegra cubre el centro de Río
FOTO: EFE

 El Flamengo se dio este domingo un baño de masas y, con un multitudinario recibimiento de su hinchada, el equipo más popular de Brasil comenzó los festejos en casa después conseguir el título de la Copa Libertadores.

El 'Fla' aterrizó en un vuelo chárter a las 10.50 hora local en el aeropuerto internacional Galeao y sin contacto con los demás pasajeros y visitantes de la terminal aérea, que ya habían sido orientados a que el equipo no saldría por las puertas de desembarque, la delegación subió directamente en su autobús.

Escoltado por treinta motocicletas de la guardia protocolaria y quince patrullas de la Policía, el autobús con el cuerpo técnico y los jugadores se desplazó desde el aeropuerto hasta el centro de Río de Janeiro arrancando gritos y vivas de sus seguidores en todo el trayecto.

Los fuegos de artificio, la algarabía y la percusión de los sambistas anticiparon las fiestas de Año Nuevo y del Carnaval, que simbolizan el espíritu 'fiestero' de la segunda mayor ciudad del país.

El 'Mengao' desfiló por la céntrica Avenida Presidente Vargas hasta el Monumento de Zumbí dos Palmares, uno de los líderes esclavos que se rebelaron en el período colonial, en las proximidades del sambódromo Marqués de Sapucaí donde la fiesta 'rubronegra' continúo para prolongar los festejos. EFE

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: