El tiro libre perfecto

El balón ya traspasó la linea de gol, la felicidad de unos se convierte en tristeza y desazón de otros.
El balón ya traspasó la linea de gol, la felicidad de unos se convierte en tristeza y desazón de otros.
FOTO: EFE

El tiro libre es uno de los recursos ofensivos del fútbol y para ejecutarlo a la perfección deben tenerse en cuenta ciertas características. Sobre cómo debería hacerse consultamos a un aficionado, un periodista gráfico y un futbolista quienes nos dieron las siguientes apreciaciones:

Aficionado

Juan Jiménez es un aficionado al fútbol desde que recuerda y practicante de este deporte los fines de semana en una Liga barrial del norte de Quito.

Para él, un tiro libre perfecto tiene que estar acompañado de una atmósfera que conjugue suspenso, trascendencia y emotividad. Nos recalca que no es lo mismo hacer un gol de esta magnitud en un partido de fin de semana, en una fecha normal del campeonato, a hacerlo en un juego que ayude a conseguir una clasificación a otra fase o que conlleve a la obtención de un título.

Agrega que para que ello suceda los ejecutantes, además de talento, deben tener entre sus virtudes un carácter fuerte, que les permita sobrellevar la presión de saber que millones de fanáticos los observan y están listos para alabarlos o para criticarlos implacablemente.

Periodista gráfico

Un fotógrafo debe tener la habilidad de capturar en el momento exacto un hecho que puede marcar la historia de un partido de fútbol. Carlos Rodríguez, fotógrafo profesional, lleva en este trabajo 5 años y ha visitado varios estadios del país cubriendo este deporte en todos los niveles, desde el amateurismo hasta el profesionalismo.

Nos explica que el primer elemento a considerar es la luz, desde su preferencia la del día (natural) es la más adecuada para congelar los movimientos de los futbolistas dentro del césped.

Agrega que el siguiente elemento es la ubicación para el tiro libre. Para tener una mejor fotografía prefiere que el mismo esté en uno de los costados del área grande, de esa manera los movimientos del pateador, el recorrido que realiza el balón, el vuelo del arquero y el ingreso del esférico al arco se captarán más fácilmente.

Nos detalla que el control de los equipos (cámara) tiene que ser manual, lo que le permite tener un manejo correcto de los mismos en el momento justo. Nos dice que además los lentes tienen que ser seleccionados correctamente para cada jugada.

Rodríguez recalca que "una jugada dura segundos y el fotógrafo tiene una sola oportunidad de capturar con su disparo una jugada". Por lo general un fotógrafo realiza hasta 15 disparos por segundo para obtener el producto que buscan y con el que deslumbran a los seguidores de sus medios de comunicación.

Futbolista

Quien mejor que un jugador de fútbol para que nos describa cómo sería la ejecución de un lanzamiento de falta que se pueda catalogar como perfecto.

Para Antonio Guzmán, quien cada fin de semana juega al fútbol en una Liga Barrial de Quito, nos dice que su sueño siempre es ganar un partido o un título con un gol agónico en el minuto final y gritarlo con todas sus fuerzas.

Para él, lo primero que tiene que definir el lanzador es la ubicación correcta del balón. “Hay que pegarle seco al balón, justo en la parte donde se localiza la válvula para colocar el aire”.

Luego elegir la manera de la ejecución, es decir, si va a ser colocado no se necesita mucha distancia sino precisión o si se decide “darle fuerte al balón” lo ideal sería tener la distancia adecuada para que la pelota tenga la fuerza, velocidad y colocación que venza la resistencia del arquero.

Agrega que la distancia de la barrera es fundamental, puesto que esto permitirá que el balón supere la barrera y “caiga” en el momento justo en el arco, pase por entre la barrera o a ras de piso, una forma que últimamente es bastante utilizada por los lanzadores.

Acota que lo primordial es hacer lo impensado en ese momento y no necesariamente esperar que el juez central dé la orden para patear el tiro libre. “El fútbol es para vivos” enfatiza y finaliza diciendo que un tiro libre es la máxima expresión de la calidad que un futbolista tiene en sus pies y la agilidad con la que visualiza todos los escenarios posibles. Medios Digitales (D)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: