Los Tigres del Norte graban en la prisión de Folsom

Los integrantes del grupo mexicano de música norteña Los Tigres del Norte.
Los integrantes del grupo mexicano de música norteña Los Tigres del Norte.
FOTO: EFE

Los Tigres del Norte volvieron a hacer historia en EE. UU. con un álbum inédito y un documental grabados en la prisión californiana en Folsom. En ese lugar, Johnny Cashr, la leyenda de la música country, dio un icónico concierto en 1968.

"Para nosotros significa un compromiso, una responsabilidad, con la comunidad latina que está ahí en la prisión de Folsom, tal vez olvidada por su familiares y por mucha de nuestra gente, que no se da cuenta que muchos de nuestros paisanos están ahí reclusos", dijo en un video grabado para EFE el percusionista Luis Hernández.



Cuando Cash (1932-2003) grabó el concierto más famoso de su carrera, la población de Folsom era principalmente blanca y afroamericana. Hoy, un 47 % de sus presos son hispanos.

Aun así, la intención de la banda de música norteña mexicana fue la misma que la del artista estadounidense: promover la reintegración a la sociedad y la dignidad de los presos.

"Es un orgullo haber estado ahí cantando, pero también una tristeza al haber visto que el mayor porcentaje de los presos que están ahí son latinos", indicó el bajista Hernán Hernández.

No por coincidencia, los Tigres del Norte cantaron por primera vez en EE. UU. en 1968 en la prisión estatal de Soledad, situada a 721 km al norte de Los Ángeles.

Para conmemorar el 50 aniversario de su primer concierto fuera de México escogieron a Folsom, en las afueras de la capital de California, Sacramento, porque sabían la importancia del concierto de Cash, un artista al que admiran en la cultura pop del país.

Durante su visita a Folsom, en abril de 2018, la banda debió cumplir con varios requisitos, revelaron los Tigres. Entre ellos estuvo el no tocar ningún narcocorrido y dedicar varias horas a cumplir con múltiples medidas de seguridad.



Usaron como camerino la capilla de Greystone, que le dio el nombre a una de las canciones más famosas de Cash, escrita por uno de los presos de Folsom, pero a diferencia del artista estadounidense, los Tigres del Norte fueron más allá de la cafetería donde fue el concierto de 1968.

Los músicos mexicanos cantaron para la población carcelaria de hombres y mujeres, por separado, durante más de 2 horas en el patio de la cárcel, comenzando con la versión en español del famoso Folsom Prison Blues de Cash.

Los Tigres del Norte rechazaron haber sentido algún tipo de temor durante la experiencia. "Miedo no se siente dentro de la prisión, más bien tristeza por los que están allí, pero miedo en ningún momento", afirmaron los artistas. / EFE (E)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: