Hirsutismo: ¿un problema de adolescentes?

Dado que el hirsutismo es una manifestación androgénica puede acompañarse de efectos de la elevación de la acción de estas hormonas en otros tejidos.
Dado que el hirsutismo es una manifestación androgénica puede acompañarse de efectos de la elevación de la acción de estas hormonas en otros tejidos.
FOTO: Cortesía

El hirsutismo es el crecimiento excesivo de vello en mujeres, en zonas en las que no suelen tener puesto que son andrógeno-dependientes: labio superior, patillas, barbilla, cuello, areolas mamarias, tórax, en área inmediatamente superior o inferior al ombligo, así como en ingles, muslos y espalda.

Cuando la intensidad del trastorno es mayor se afectan otros sistemas como la regulación de las menstruaciones, produciéndose alteraciones en las mismas, o incluso ausencia de ella o amenorrea e incluso infertilidad.

En el programa “Somos Familia” de Pública FM, el dermatólogo Patricio Freire indicó que con el hirsutismo también puede producirse caída de cabello o alopecia de tipo androgénico, que es igualmente un signo de alteración hormonal marcada.

“Dado que el hirsutismo es una manifestación androgénica puede acompañarse de efectos de la elevación de la acción de estas hormonas en otros tejidos. Por ejemplo, el acné y el aumento de grasa en el cabello o seborrea, constituyen manifestaciones androgénicas menores y son frecuentes en las mujeres con hirsutismo”, afirmó el especialista. Medios Públicos (I)


¡Escucha la entrevista!

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: