Consejos para prevenir el estrés laboral

El estrés laboral producen reacciones físicas pueden estar protagonizadas por sensaciones como: tensión, agobio, angustia o nerviosismo.
El estrés laboral producen reacciones físicas pueden estar protagonizadas por sensaciones como: tensión, agobio, angustia o nerviosismo.
FOTO: Foto: Cortesía

El estrés laboral es un fenómeno, cada vez más frecuente, que está aumentando en nuestra sociedad, fundamentalmente porque los tipos de trabajo han ido cambiando en las últimas décadas. Afecta al bienestar físico y psicológico del trabajador y puede deteriorar el clima organizacional.

Cuando hablamos de estrés laboral, todos creemos saber exactamente lo que significa y, en muchos casos, no es así. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el estrés como un conjunto de reacciones fisiológicas que preparan al organismo para la acción.

Estas reacciones físicas pueden estar protagonizadas por sensaciones como: tensión, agobio, angustia o nerviosismo.

Se ha preguntado: ¿Qué consecuencias tiene el estrés laboral? Ahora le contamos:

-Físicas
Las alteraciones físicas que pueden ser consecuencia de la respuesta inadaptada del organismo ante los agentes estresantes laborales pueden ser: trastornos gastrointestinales, trastornos cardiovasculares, trastornos respiratorios, trastornos endocrinos, trastornos dermatológicos, trastornos musculares y alteraciones en el sistema inmune.

-Psíquicas
Entre los efectos psicológicos negativos producidos por el estrés laboral se encuentran: la preocupación excesiva, la incapacidad para tomar decisiones, la sensación de confusión, la incapacidad para concentrarse, la dificultad para mantener la atención, los sentimientos de falta de control, la sensación de desorientación, los frecuentes olvidos, los bloqueos mentales, la hipersensibilidad a las críticas, el mal humor, la mayor susceptibilidad a sufrir accidentes y el  consumo de tóxicos.

-Organizativas
El riesgo de estrés laboral en las organizaciones lo indican la disminución de la producción, la falta de cooperación entre compañeros, el aumento de peticiones de cambio de puesto de trabajo, la necesidad de una mayor supervisión del personal, el aumento de quejas en los clientes, el empeoramiento de las relaciones humanas, la falta de orden y limpieza, el aumento del absentismo, de incidentes y accidentes, de quejas al servicio médico y del consumo de tabaco, alcohol y medicamentos.

Ahora viene lo más importante: los consejos para controlar y sobre todo disminuir el estrés laboral son:

-Establecer buenas relaciones con los compañeros
La red social, sentirse valorado por los compañeros, sentirse tomado en cuenta, apoyado en los momentos difíciles, sentirse entendido ante las dificultades, es la herramienta con la que contamos los humanos más potente para tolerar mejor lo que nos sobrepasa.

Si, además, tenemos la posibilidad de compartir con nuestro entorno todo lo que nos genera sensación de descontrol, la estrategia es aún más potente.

-Organice y organícese
Su espacio de trabajo debe ser operativo, no sólo para usted, también para todos aquellos que trabajan con usted. No todo el mundo trabaja bien con el mismo nivel de orden; pero, la organización disminuye la tensión.

-Delegue
Si usted está sobrecargado de tareas, una opción para tener una lista menos cargada es delegar; pero piense en los otros también, si ellos están como usted, lo único que hará es cambiar el problema de persona, pero el problema seguirá existiendo.

La delegación bien entendida es una herramienta que contribuye al crecimiento organizativo. Tenga en cuenta que debe delegar en alguien que tenga ganas de hacer el trabajo propuesto, que tenga tiempo, capacidad y conocimientos.

-Ponga límites
Prenda a expresar en el momento oportuno, a la persona indicada, en el contexto adecuado y de una manera respetuosa lo que le ha molestado y eso nos ayuda a sentirnos bien con nosotros mismos y al mismo tiempo intenta no incomodar a nuestro entorno laboral.

-Respire conscientemente
Respirar es necesario para vivir, pero si respiramos mejor, viviremos mejor. Tal vez usted no ha puesto nunca mucha atención en cómo respira, las personas que se han formado en este tema saben que si respiramos usando de manera adecuada el diafragma, inhalamos más aire y ventila mejor y manejamos todo mejor.

-Haga ejercicio
El ejercicio ayuda a que se liberen endorfinas, una hormona que ayuda a que nos sintamos mejor emocionalmente y físicamente. Si  tiene que elegir qué tipo de práctica deportiva hace, elija algo que le guste, y sobre todo, sea regular.

-Haga menos cosas
Revise los compromisos, hable con sus compañeros, colaboradores, pareja, amigos, conocidos y deje de hacer algunas de las cosas que le causan estrés. Quizás ahora todavía puede con todo, pero a la larga puede pagar el precio de tener una agenda tan llena. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: