Tendinitis y actividad física, ¿combinan?

Tendinitis y actividad física, ¿combinan?
FOTO: Pixabay

La tendinitis es la inflamación los tendones, estructuras que están sometidas a mucha carga y a las fuerzas explosivas, que suelen comprometer el hombro, la mano y el talón. 

“Cuando saltamos nuestros tendones se exponen a una fuerza de tracción de las dos inserciones que tienen, sea esta proximal o distal”, explica la terapeuta Sara Piarpuzán en el programa Somos Familia, de PúblicaFM.

Advierte que hay que diferenciarla con la tenosinovitis que es la inflamación de la estructura que envuelve al tendón y es parecida a la grasa porque es más blanda.

En la tendinitis el dolor es un proceso. Cuando se vuelve agudo significa que el tendón estuvo expuesto a esa fuerza o carga por mucho tiempo en condiciones no adecuadas y se inflama, esto significa que duele en la movilidad y en el reposo.

“Incluso se puede encontrar edema en el tendón que se ve más inflamado y hay líquido alrededor", apunta, al tiempo de indicar que otro de los síntomas es la limitación en la movilidad de la muñeca o el hombro.

Esta dolencia se da por movimientos repetitivos, por ejemplo, el tendón de Aquiles siempre está expuesto a cargas cuando saltamos y corremos.

Si la persona está acostumbrada a esta actividad, el tendón crea más células que soporten esa fuerza y tolerará el impacto.

En cambio, si la persona es sedentaria y empieza a correr el tendón no tendrá la capacidad para ese impacto y se inflama. En tres semanas el dolor se volverá agudo puesto que “toda la estructura de nuestro cuerpo necesita un periodo de adaptación", según la especialista. / Medios Públicos (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: